Header Ads

Los poemas de Orietta Lozano y su libro La herida de los siglos

Los poemas de Orienta Lozano y su libro La herida de los siglos
Los poemas de Orietta Lozano y su libro La herida de los siglos


La herida de los siglos hace parte de la colección del Grupo Editorial Ibáñez, que dirige el poeta Fernando Denis.


Por: William Ospina 


Esta poesía rehúye los lugares comunes de la sensibilidad y del sentimiento. La extrañeza preside sus atmósferas. Nada es del todo conocido, nada es familiar, nada por lo tanto es protector. Hay una suerte de deslumbramiento; un aparecer de pronto en espacios fantásticos, a menudo de agobiante belleza; un destierro de lo habitual y un hacerse lentamente a realidades inesperadas, a veces incomprensibles. Hay hombres solos en cuartos vacíos que cierran ventanas; hay hombres de fuego que persiguen aullando a los chacales; hay lobos ciegos que persiguen una luna antigua. 

A veces nos parece reconocer las atmósferas del expresionismo, y no nos extraña ver de pronto un poema dedicado a Georg Trakl, como si fueran hechos por la hermana fantasmal que atraviesa los espejos y avanza entre el crujir de unos árboles de cristal. 

Los poemas de Orienta Lozano y su libro La herida de los siglos
Orietta Lozano




Orietta Lozano evita una poesía de declaraciones amorosas y tentaciones eróticas; el misterioso hermetismo que puebla sus poemas es tan incontrolado como los sueños, no es evidente, y se manifiesta en atmósferas, a veces en la furtiva inminencia de una intimidad. Sus poemas son el testimonio de una sensibilidad solitaria en un mundo de intensas impresiones físicas que no están allí para brindar placer ni consuelo, sino ante todo asombro, y el deleite poético de nombrarlas, de aventurar para ellas un sitio en el lenguaje. 

Algunos poemas despliegan largas caravanas de pueblos y de animales que buscan en los siglos su saciedad y su redención; a veces son el laborioso rastreo de un mundo donde los cuentos de hadas naufragan en la pesadilla. Entre todas hay una extraña imagen que vuelve, la de una piedra que asciende del infierno y restalla en el centro de un desierto. Descubrimos que viene de lo inmemorial y está hecha de sangre. Lo único que la hace ser piedra es su condensación, su dureza de siglos, su silencio, pero esa piedra termina siendo una imagen del poema, porque contiene un mundo, y en el ejercicio de nombrarla se va volviendo blanda y transparente como el agua, hospitalaria como una morada, bella como una música. Una aplicada metáfora de cómo la soledad y el silencio se transforman en poesía.

Boda blanca


En mí laten el aliento del espejo,
el poeta que cava su agujero,
y el flujo iluminado que derrama
la herida de los siglos.
La belleza es un lirio,
Dios, una niña enferma,
el amor, el resplandor de una fisura.


Los poemas de Orienta Lozano y su libro La herida de los siglos
La herida de los siglos

Autor: Orietta Lozano
Género: Poesía
Editorial: Uniedicioenes
Páginas: 274

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.