Shopping Cart

Loading

Your cart is empty

Keep Shopping

Search Results

so far empty...

Loading

Me tiemblan las manos. Carta a un proceso de desintoxicación

  • 2 Minutes
  • 0 Comments
Me tiemblan las manos. Carta a un proceso de desintoxicación
By Fermina Ponce 19 de agosto de 2022
  • Views: 320

Me tiemblan las manos, me sudan excesivamente la cara y la espalda, también la parte baja de mis senos. Mis pensamientos son rápidos y alterados, no me soporto ni la piel.

Me tiemblan las manos, me sudan excesivamente el cuello y las pantorrillas, también la parte baja de mis senos. Mis pensamientos me agotan, no me soporto ni la piel.

Todo es una repetición de sensaciones insanas. Todo en mí es un eco que me desplaza lentamente, a prisa, de una vez por todas y paso a paso. Todo en mi mirada desvaría por la mañana, la tarde y la madrugada. Todo en mí se desbarata en el instante y pienso en ti como una fugaz mirada.


Me tiemblan las manos. Carta a un proceso de desintoxicación
Me tiemblan las manos. Carta a un proceso de desintoxicación

Todo es una repetición de pensamientos intermitentes, de sabores alterados por la química del Clonazepam o Klonopin o el Pin. Es el abandono absoluto de la voluntad tranquila, balanceada. 

Todo en mi mirada desvaría por la mañana y la noche. Todo en mí se desbarata en el instante y sigo pensando en ti.

Tú eres el que no está conmigo y me abraza. 

Tú.

El ansiolítico me posee mientras me deshago de él. Cuarenta días y oro por mi calvario. Me deshago de él a pedacitos, en cada gota de sudor que cae por mi cuerpo cansado, ávido de un día nuevo con un sol desvergonzado, con el agua de un lago que no me toca, pero que me acaricia para mojarme las dudas. 

El ansiolítico que me posee me lo recetó mi psiquiatra y yo me deshago de los dos.

Aurora, IL, junio 20 de 2022.


Me tiemblan las manos. Carta a un proceso de desintoxicación
Me tiemblan las manos. Carta a un proceso de desintoxicación