Shopping Cart

Loading

Your cart is empty

Keep Shopping

Search Results

so far empty...

Loading

El Rincón del Poeta

  • 2 Minutes
  • 0 Comments
El Rincón del Poeta
By Libros y Letras 10 de noviembre de 2011
  • Views: 13
Lúcida carroza 
Condorandino 
A profundas oquedades ha descendido el poeta 
luciendo una triste faz, macilento y humillado; 
y en el recio itinerario por el crisol ha pasado: 
¡Con un acopio de bártulos que le rezagan la meta! 
Las gentes le miran raro creyéndole hazmerreír, 
pero en acicate torna la desventurada suerte; 
sabiendo que en su carrera no lo asusta ni la muerte: 
¡Pues por compañera fiel la acepta en su devenir! 
Debe admitir, la exigencia, de su profesión es cruda, 
pero así cientos de flechas quieran clavarse en su pecho 
continuará la andadura, siempre enhiesto y muy derecho: 
¡Teniendo a todas las musas dispuestas a darle ayuda! 
Como el minero en la roca, hiende el cincel con porfía 
durante exhaustas jornadas, tras la gema más preciosa; 
va escarbando el alma el vate con su pluma generosa: 
¡Hasta atrapar la belleza que en su interior se escondía! 
Cual luciérnagas las sílabas van alumbrando el camino 
y en su titilar lo siembran con estelas y murmullos; 
extasiado mira el bardo cómo se abren en capullos: 
¡Los versos que va zurciendo sobre el virgen pergamino! 
Y al ritmo de las estrofas el corazón se alboroza, 
montando él mismo la fiesta, con genuinos comensales 
que siempre acuden galantes, precisos y muy geniales: 
¡Formando en unión perfecta la más lúcida carroza! 
Va despertando el juglar, por doquier que alegre pasa, 
un abanico sonoro, de pasiones y alabanzas 
que en las mentes de los hombres, convertir quiere en romanzas: 
¡Y es así como orgulloso les muestra a todos su casa!