El Rincón del Poeta

De
la poesía como militancia humana
Régulo Villarreal (Perú)
En la olímpica consigna de
los siglos
seguiremos cabiendo en los
ojos nutritivos de la batallas por el pan.
Seguiremos rodeándote de
alas eternas
imitando tus pasaos de
linajudos cascabeles
sacudiremos el horizonte
respirar de palabras
a lo largo de los pechos
enhiestos.
La esencia de la cultura
es la transformación de la
naturaleza por el hombre,
 o el diálogo elemental
entre la naturaleza y el hombre…?
Las distancias no se acortan
al correr,
es el tiempo que se gana
corriendo.
Tu derramabas auroras en la
travesura reptil
de nuestra república
adolescente
y con tinajas cifradas de
preguntas
obligabas a los gritos
a decidirse por los senos o
por la leche vital…
Cuando la vida calla,
 habla el hombre.
voluntad es imaginación
hecho pensamiento.
El mar, es un espejo besado
por el misterio.
Por Vallejo y por ti, Don
Manuel,
Aprendimos hacer de la
poesía un himno rotundo;
una dimensión de pájaros de
silbos escuetos.
No queremos que el Perú
ensangrentado te atormente
más allá de la muerte.
Estamos dispuestos a romper
el cerco imperial del hambre
reforzando a Fortunato el
terco
en su lucha solitaria contra
«Egoavil-el-gigantezco-hijo-de-puta»
Sólo así nos mantendremos
leales a la infancia
y al beso, reconstruyéndonos
e n los emblemas de los gritos.
Tu ausencia es un decreto
carnal de amapolas.
Nosotos mismos hemos dejado
de ser fantasmas
golpeados en todas las
puertas.
Sabemos que la libertad
personal,
 sólo es posible en
función de los demás.
¿El cuerpo de la poesía es
la escritura
y su alma el hombre en su
respirar de sílabas de orgullo…?
Por ti, por Vallejo, Heraud,
Romualdo,
Hemos aprendido domar la
imagen agras de la palabras.
Desafiar estrellas y sus
demonios
Planificar deseos
orquestales
en los baños semanales de
los trabajadores; y,
como no queremos que el
llanto del pan se eternice
en las envidias de los
hambrientos
nos multiplicamos en la risa
trigal de las conquistas…
Nota:
envíe sus poemas a culturalibrosyletras@gmail.com –
revistalibrosyletras@gmail.com y pedimos el favor que estos no sean tan extensos;
máximo 30 versos.

Deja un comentario