¿Por qué se lee? ¿Por qué se escribe? ¿Por qué de los lenguajes?

Reflexión enviada por José Silva S.
José Saramago: Buscamos una palabra.
Macedonio Fernández: Escribir es vengarse de haber leído tanto.
Margaritte Duras: Escribir para salvar al hermano pequeño, Paul; matar al hermano mayor, Pierre, y corregir la situación miserable de la madre.
Sigmund Freud: Escribir es sublimar las pulsiones básicas de Eros y Tánathos. Curiosidad sexual, instinto investigativo.
Jean-Luc Goddard: Los temas: el sexo y la muerte. Ahí está el mundo, la incertidumbre cambiada en idea y sensación; arte de la evasión.
Margaritte Yourcenar: De cómo se salvó Wang Fo –una pintura (¿una palabra, una representación del mundo?) ayudan a escapar de los perseguidores.
Cueva de Altamira: Desde el improbable comienzo de los tiempos, la necesidad y el goce de representarse las situaciones cruciales para la sobrevivencia humana. Celebración del dominio sobre la naturaleza.
Fernando Pessoa: Una manera de estar solo, pero: ‘’Quien lee, deja de vivir. Hacédlo por hacer, Leéd y dejád de vivir!’’
Umberto Eco: Para matar un monje –caso de El Nombre de la Rosa. Las páginas envenenadas.
Jorge Luis Borges: Porque los días y las noches son largos, -en La Casa de Asterión.
Sherezada: Contamos cuentos para no morir decapitadas –al decir de Carlos Fuentes.
Un grafitti: Masturbamos el cerebro para eyacular ideas.
Heidegger: El lenguaje es el estado de abierto del mundo, la casa del ser.
Tesis Sapir-Whorff: Los límites de la conciencia están dados por el lenguaje.
Barthes: El hombre es el fantasma histórico que habita los signos.
Petrarca: [ …] que diciendo doy tregua al llanto y al amor remedio…
En el principio de mi vida: Veo a mi padre absorto en unas hojas grandes a las que va pasando periódicamente; entonces, me propongo averiguar lo que es, aprendo a leer, pero ¿Por qué escribir? Tal vez para agregar algo al mundo…
Gabo: Definitivamente, el amor.
Jacques Lacan: interiorización de la norma. El caso del tartamudo que, por no ajustarse a las reglas y pretender decirlo todo de una sóla vez, se le dificulta hablar –caso opuesto al de Moliere.
Fernando Savater: Atrapar al interlocutor por medio de una intrincada red de palabras -tal como lo hace el universalmente célebre, por su astucia, Ulises u Odiseo (el odiado por muchos).

Deja un comentario