Shopping Cart

Loading

Your cart is empty

Keep Shopping

Search Results

so far empty...

Loading

Reseña. La nieta de Pushkin: cuando la vida se vuelve literatura

  • 5 Minutes
  • 0 Comments
Reseña. La nieta de Pushkin: cuando la vida se vuelve literatura
By Libros y Letras 25 de febrero de 2021
  • Views: 37


La Nieta de Pushkin es una mezcla de autobiografía y autoficción, con el curioso añadido de que estamos ante un libro de cuentos en lugar de una novela o crónica, que sería lo más común.

Por Pablo Concha*

“¿Habrá algún otro cubano que haya viajado tanto?”, se pregunta en cierto momento el narrador/autor de La Nieta de Pushkin. Es difícil responder esa pregunta; probablemente no o, en todo caso, no tanto como Ronaldo Menéndez (La Habana, 1970), autor de este apasionante libro publicado por la editorial española Páginas de Espuma. Menéndez, quien es posible no sea tan conocido para la mayoría de lectores en Colombia, ha publicado ya más de diez libros entre novelas y colecciones de relatos, y ha obtenido reconocimientos tan importantes como el Premio Casa de las Américas en 1997 por El derecho al pataleo de los ahorcados y el Premio Internacional de Novela Lengua de Trapo en 1999 por La piel de Inesa. 

La Nieta de Pushkin es una mezcla de autobiografía y autoficción, con el curioso añadido de que estamos ante un libro de cuentos en lugar de una novela o crónica, que sería lo más común. Eso sí, hay que tener en cuenta que la mayoría de relatos parece seguir una cronología, lo que significa que quizá estemos ante una mezcla aún más curiosa: una crónica en cuentos autoficcional. O una autobiografía troceada en relatos. O un libro de cuentos autoficcional narrado en clave de crónica. Cualquiera que sea la opción o etiqueta que elijamos, La nieta de Pushkin es una obra muy interesante que nos lleva a viajar alrededor del mundo a través de situaciones en ocasiones cómicas, otras curiosas, unas muy tristes y algunas bordeando el misterio y lo psíquico, todas danzando de una u otra manera con el exilio: lo que implica, lo que en realidad significa en la vida de alguien, el remordimiento, el miedo a veces irreal, etc. 

Desde el primer relato, “El viajero inmóvil”, en el que Ronaldo Menéndez visita a sus padres en Cuba antes de emprender un viaje de catorce meses alrededor del mundo y donde existe la duda y el temor de si los volverá a ver; pasando por un ligero detour con dos relatos que parecen desviarse de la línea cronológica del viaje alrededor del globo, pero que conservan su tono autobiográfico, ameno y posiblemente autoficcional. En “Al diablo con Borges” el autor está en Teherán en un congreso de escritores y hay un suerte de romance con peligro de intriga política, aunque al final el autor/protagonista regresa a “mi mundo de escritores que se pasan el día hablando de Borges”. “El viaje más largo”, cuando conoció a Mario Vargas Llosa en Perú y Julio Villanueva Chang lo aconseja, o ayuda o salva (depende de cómo se mire) de no convertirse en un exiliado (en ese momento). “Lejos de Saint-Nazaire”, uno de los mejores relatos del libro, cuando el autor está en Francia gracias a una beca que ganó y tiene una suerte de encuentro místico o epifánico con la fotografía de una chica que nunca ha visto y que estuvo anteriormente en el mismo lugar que él estudiando la obra de Reinaldo Arenas. De ahí pasamos a Miami y luego a Rusia hasta llegar a “Rajastán express”, otra pequeña joya llena de humor dentro de esta colección. Aquí estamos en la India, con el autor, su pareja y un par de amigas mientras recorren el Rajastán durante quince días y tienen constantes discusiones con Míster Sardari, el pintoresco conductor que los lleva en esta travesía y con el que siempre pelean por plata. Ya concluyendo el viaje y de regreso en Barcelona nos adentramos en “La viajera inmóvil”, el cuento más triste, intenso e inolvidable del libro, otro de los puntos altos y conmovedores de esta montaña rusa de emociones y paisajes, para terminar con el relato más extraño e inesperado de todos, una historia al parecer narrada por un muerto durante un episodio catastrófico en Cuba en algún momento del futuro.



La nieta de Pushkin es un libro rebosante de historias, ejemplo de la vida cuando se vuelve literatura, que homenajea a los maestros que han ayudado a formar al autor, que muestra –de manera divertida, burlándose un poco de muchos personajes que se encuentran en ese mundillo– cómo viven algunos escritores, que describe lo que se siente al dejar la patria sin saber si se podrá regresar en algún momento y, más importante, comprendiendo que la patria es algo que llevamos dentro, que siempre nos acompaña sin importar lo lejos que estemos físicamente de ella. 

«Un libro de viajes debería ser, entre otras cosas, una colección de nombres que se impriman a la piel de las páginas como tatuajes vivos, y de ahí pasen igual de indelebles a la memoria del lector.»


La nieta de Pushkin 
Páginas de espuma
Distribuye en Colombia la editorial Plaza & Janes 
www.plazayjanescolombia.com

*Pablo Concha es un escritor colombiano, autor de los libros de cuentos Otra Luz y La piel de las pesadillas y colaborador literario en Libros & Letras y otros medios culturales.