Shopping Cart

Loading

Your cart is empty

Keep Shopping

Search Results

so far empty...

Loading

Airbag, en redonda, plural airbags

  • 2 Minutes
  • 0 Comments
Airbag, en redonda, plural airbags
By Libros y Letras 19 de junio de 2015
  • Views: 14
Por: Fundación del Español Urgente. El sustantivo airbag se escribe en redonda, esto es, sin cursiva ni comillas, y su plural es airbags, terminado en s, por lo que se recomienda no escribir los airbag, donde el sustantivo permanece invariado.
En los medios de comunicación es habitual encontrar frases como «Los airbag de Takata causan una nueva revisión de 6,5 millones de vehículos», «Honda ha sido el fabricante más afectado por el fallo en los airbag de la compañía nipona Takata» o «El choque debió de ser fuerte, ya que saltaron los ‘airbag’, y el morro del Ferrari quedó casi irreconocible».
El Diccionario de la lengua española recoge en redonda en el sustantivo airbag desde su vigesimosegunda edición, publicada en el año 2001, con el significado de ‘dispositivo de seguridad para los ocupantes de un automóvil, consistente en una bolsa que se infla automáticamente en caso de colisión violenta’.
Por su parte, el Diccionario panhispánico de dudas señala que lo apropiado en español es adaptar la pronunciación a la grafía, esto es, decir /airbág/, como palabra aguda. Esta misma obra recoge como expresión alternativa bolsa de aire, incluida en la vigesimotercera edición del Diccionario académico.
Respecto al plural, la Nueva gramática de la lengua española indica que el plural de airbag es airbags, conforme con la norma aplicable a «los préstamos integrados en español que acaban en consonantes distintas de -n, -l, -r, -d, -j y -z», como ocurre en los pares cómic-cómics o web-webs.
Así pues, lo apropiado en los ejemplos anteriores habría sido escribir «Los airbags de Takata causan una nueva revisión de 6,5 millones de vehículos», «Honda ha sido el fabricante más afectado por el fallo en los airbags de la compañía nipona Takata» y «El choque debió de ser fuerte, ya que saltaron las bolsas de aire, y el morro del Ferrari quedó casi irreconocible».