Shopping Cart

Loading

Your cart is empty

Keep Shopping

Search Results

so far empty...

Loading

El Principito legendario: mi movimiento de leer y abrazar

  • 3 Minutes
  • 0 Comments
El Principito legendario: mi movimiento de leer y abrazar
By Libros y Letras 18 de diciembre de 2019
  • Views: 57


Por: Fermina Ponce / Poeta colombiana.
¿Quién se hubiera imaginado que me toparía en la vida con El Principito legendario? No fui yo. Seguramente
pocos muy pocos pensarían en algo así.

Fue en el último año que caí –por enésima vez- en la dulce tentación no
sólo de releer El Principito,
libro del escritor y aviador francés Antoine de Saint-Exupéry – y publicado por
primera vez en español e inglés en abril 1943- sino en el milagro al descubrir
a una jovencita de 16 años quien dedica horas interminables para diseñar y
darle vida a su legendario. ¿Un principito? Sí, uno, el tuyo.


Amaia Patiño Arias, colombiana y ciudadana del universo de las artes,
lleva 3 años sumergida en el mundo de la creación y el diseño. Es artista y
completa sus estudios en la Escuela de Arte Ganexa, de Panamá. Durante estos
años ha creado su línea de muñecos de tela llamadas de Legendarios™. dentro de ellos está El Principito (mi fascinación), el hombre libro (y
vaya que si sabe de letras), El rey sol, El Yeti playero, Frank el rockero y el
hombre de brazo robótico, entre otros.

Cuando hablo con ella, incluso después de pedirle por segunda o tercera
vez más principitos, veo tanto de ese ser tan fuerte y tan frágil al mismo
tiempo: «(…) necesité mucho tiempo para comprender de dónde venía. El Principito que me acosaba a preguntas nunca
parecía oír las mías…»; sigo pensando en las manos creadoras de Amaia, la
belleza, esa invisible para los ojos, pero tangible para quienes regresamos una
y otra vez al libro hasta en otros planetas.

Los principitos y sus otros amigos legendarios viajan en una bolsa de
tela suave amarrada con lana de algún color y la etiqueta. Todas las noches esa
bolsa se convierten en su casa. Yo con mis 47 años podría coleccionar todos sus
principitos porque cada uno simplemente es, y al final del día me siento un
poco suya, tal vez como el zorro, pero negándome a sucumbir para ser
domesticada.


¿Y tú, leíste El Principito? Ya es hora de que lo hagas y ojalá
tengas la compañía del legendario y/o con cualquiera de sus amigos.

Dame la mano y sigamos construyendo este movimiento para leer y abrazar.
Para contactar
a Amaia, síguela en Instagram @ninjahappy
 
Pie de fotos que acompañan esta nota:
«(…) Al primer amor se le quiere más, al resto se
le quiere mejor…»
«(…) Yo lo hice mi amigo y ahora es único en el
mundo…»

Fotografías de Enrique Patiño