El Rincón del Poeta

De Comala a Piedecuesta 

Germán Valenzuela (Colombia) 

Después del voraz incendio 
todo, todo, se ha quemado, 
hasta las aves volaron, 
buscando abrigo y refugio. 
La tierra se ha cuarteado, 
los pastos desaparecido, 
ojitos, hortalizas y sembrados, 
el fuego los ha arrasado. 
El dolor en la Navarra, 
de lejos se puede ver, 
las culebras achicharradas 
es de mirarlas, y no creer. 
El sol cambió de color, 
de amarillo a anaranjado, 
y los pollos en el corral, 
revoloteaban asustados. 
Los caballos relinchaban, 
gavilanes otros rumbos cogían, 
canes asustados ladraban, 
y el ganado fuerte mugía. 
Semeja tierra de Comala, 
el sol tuesta las piedras, 
las nubes están resecas, 
y el calor revienta las lomas. 
Las cenizas lentas volaron 
muy lejos, por los aires 
se esparcieron en vaivenes, 
y pintaron negros nubarrones.

Deja un comentario