Shopping Cart

Loading

Your cart is empty

Keep Shopping

Search Results

so far empty...

Loading

Entrevista, Jorge Andrés Hernández autor del libro El último inquisidor,

  • 4 Minutes
  • 0 Comments
Entrevista, Jorge Andrés Hernández autor del libro El último inquisidor,
By Libros y Letras 10 de mayo de 2014
  • Views: 23

No. 6.692, Bogotá, Sábado 10 de Mayo de 2014
Jorge
Andrés Hernández
autor del
libro El último inquisidor,
sobre
Alejandro Ordóñez,
uno de los
más vendidos en la Feria
del Libro
E
casi ningún lugar del mundo, un procurador puede destituir e inhabilitar a
mandatarios elegidos por mandato popular
Por:
Jorge Consuegra (Libros y Letras)
Jorge Andrés Hernández decidió, de un momento
a otro, después de tantas noticias contradictorias especialmente con la
destitución del alcalde Gustavo Petro, dedicarse a escribir sobre Alejandro
Ordóñez y lo logró. Hernández es abogado y licenciado en Filosofía y Letras,
además doctor en Ciencias Políticas, de la Universidad de
Johannes Gutenberg de Maguncia.
– ¿Cuál es el oficio real de un Procurador en
el mundo?
– Un Procurador debe defender los intereses
de la sociedad en todo tipo de procesos judiciales y disciplinarios. En
últimas, debe velar por el cumplimiento de la justicia, de la constitución y de
los derechos humanos. Pero, en  casi ningún lugar del mundo, puede
destituir e inhabilitar a mandatarios elegidos por mandato popular.
– ¿Los procuradores romanos tenían la misma
conducta que Ordóñez Maldonado?
– Es difícil evaluar la conducta de los seres
humanos, dos milenios después, pero, en cualquier caso, los procuradores
romanos ostentaban cargos de administración financiera o de derecho privado.
– ¿Cuál es la característica principal del actual procurador
colombiano?
– Se trata de un funcionario administrativo
que, en su posesión, juró defender la constitución y las leyes de la república
como normas máximas, pero que considera que el derecho divino es el que debe
prevalecer.
– ¿Cree que tiene poderes realmente
omnímodos?
– Sí. El Procurador tiene actualmente
intimidados a todos los poderes del Estado y ha cooptado buena parte de las
altas cortes. De modo que, quienes podrían investigarlo y sujetarlo a los
frenos del estado de derecho, pertenecen a su órbita de poder.
– ¿Cuál es la peor actitud que ha tomado el procurador en el país?
– Que coloque su confesión religiosa personal
por encima del orden jurídico y, consecuentemente, que pretenda eliminar a
(quienes considera) los enemigos de su ideología confesional con base en la
ruptura de dicho orden jurídico.
– ¿Cree que además de su poder, está también
su arrogancia y prepotencia?
– El problema, de fondo, no son sus virtudes
o vicios personales. Se trata, más bien, de que se considera a sí mismo como un
“soldado de Cristo”, un “iluminado”, que actúa en
cumplimiento de un mandato sagrado. 
– ¿Qué tanto tiene de Ordóñez de la Santa Inquisición?
– Muchísimo. Hay tres características de la
inquisición española, que ha transferido a un organismo de control como la Procuraduría: 1)
pretende un matrimonio entre iglesia y estado (un orden teocrático); 2) quien
investiga es quien juzga, de modo que no hay garantía alguna para el procesado
de imparcialidad y para controvertir las pruebas; y 3) juzga “crímenes de
pensamiento”, esto es, a quienes considera herejes y contrarios a la
reinstauración del orden cristiano.
– ¿Será el último inquisidor o uno de los últimos?
– Espero que sea el último. El título es así,
a la vez, una ironía y una proclama: debemos hacer todo para que sea el último.
– ¿Por qué resolvió publicar un libro sobre este personaje nacional?
– Porque Alejandro Ordóñez representa hoy el
más grave desafío al orden jurídico constitucional y democrático de esta
nación. Y, ante la ausencia de controles del Estado, los intelectuales debemos
asumir un rol crítico histórico.
– ¿Que dificultades encontró en el camino al estructurar y escribir el
libro?
– Que hay un temor generalizado a enfrentarse
con el Procurador. Casi todos le temen. De otro lado, sus más cercanos, le
adoran de manera casi fanática.
– ¿Es un libro para los colombianos o para
cierto de tipo de colombianos?
– Es un libro que está pensado para todo
ciudadano colombiano que está preocupado por la deriva fanática y
fundamentalista de la
Procuraduría. Sin
embargo, el libro exige esfuerzos mentales
del lector. No es un libro de anécdotas. Es un libro conceptual.