Entrevista, Ricardo Eiriz

Ricardo Eiriz
habla de la felicidad, de cómo alcanzarla,
de cómo, sin tanto aspaviento se puede vivir
realmente feliz.

La felicidad es un estado interior de equilibrio, paz, serenidad, satisfacción, realización…No se trata de una emoción pasajera

Por: Jorge Consuegra (Libros y Letras)
Es como si fuéramos tercos con la felicidad. Muchas veces la esquivamos, en lugar de estar con ella a cada instante y ser realmente felices…
Ricardo Eiriz, cuya profesión es ser feliz, decidió publicar un libro al que tituló Un curso de felicidad (Ediciones Urano) en donde habla de cómo se puede ser feliz sin tanto problema, es simplemente querer serlo y listo.
La felicidad se puede aprender siguiendo algunos parámetros, aprendiendo de la vida, de la experiencia de los demás, haciendo el esfuerzo por dejar a un lado el pesimismo o la indiferencia.
– ¿Por qué nos cuesta tanto encontrar realmente la felicidad?
– Por lo general, porque no la buscamos activamente. Esperamos que la vida nos lleve a ser felices. Son muy pocas las personas que deciden ser proactivos y asumir la responsabilidad única y exclusiva que cada uno de nosotros tenemos en nuestra propia felicidad. 
– ¿Considera que la felicidad es un estado del alma?
– La felicidad es un estado interior de equilibrio, paz, serenidad, satisfacción, realización…No se trata de una emoción pasajera. Cuando se alcanza ese estado es totalmente duradero y es cuando somos capaces de sacar lo mejor de nosotros mismos. Además, la felicidad está muy relacionada con nuestro nivel de conciencia. Cuanto más elevado es nuestro nivel de conciencia con mayor facilidad podemos alcanzar este estado de felicidad.
– ¿Es posible “comprar” la felicidad?
– La felicidad no se puede comprar. Nada externo a nosotros mismos nos puede generar felicidad. Como mucho nos generará momentos de placer, pero nunca felicidad. La felicidad emana de nuestro interior.
– ¿Cómo surgió la idea de crear el “Método Integra”?
– Tras decidir en el año 2009 que mi profesión era SER FELIZ, emprendí un camino que me llevó a descubrir el increíble mundo de nuestra mente subconsciente y los muchos caminos que nos permiten llegar a él para reprogramarlo a placer. En mi primer libro “Escoge tu camino a la felicidad y el éxito” analizaba más de cincuenta técnicas para acceder a él. Pues bien, en ese proceso entendí por qué funcionaba cada técnica, por qué unas tenían resultados más rápidos y otras más lentos, por qué muchas de las técnicas existentes no tenían éxito en algunas ocasiones,… Todo ello me llevó a diseñar una metodología de transformación que abordaba todos los aspectos que debemos transformar a nivel subconsciente para obtener resultados duraderos. Además, las técnicas existentes no son más que herramientas, quedando en las manos de quien la aprende a utilizar el obtener resultados. Yo lo que he hecho es cambiar el enfoque para centrarnos en los resultados. Y eso es lo que hacemos con los cursos que utilizan el Método Integra, definimos unos resultados de transformación, y establecemos el proceso para que todos los que participan alcancen esos resultados.
– ¿A quién va dirigido ese método?
– Lo cierto es que va dirigido a cualquiera que desee transformar su vida desde dentro. Cuando creé el método lo hice pensando que hasta mis hijas, con 11 y 15 años en aquel momento lo pudieran utilizar. Además yo soy una persona tremendamente práctica y directa. Y siempre considero que las cosas son simples. Si algo no lo veo simple es porque me falta información.
– ¿Es posible tomar clases de felicidad por correspondencia?
– Sin duda se puede aprender a ser feliz. De hecho es lo que hacemos en los cursos y a través del libro. Ahora bien, esto no significa leer un libro o aprender unos conceptos y ya está. No se trata de aprender conceptos de psicología positiva. La parte más importante es la transformación a nivel subconsciente que nos lleva a cambiar esos hábitos o patrones de comportamiento con los cuales vemos la vida desde el prisma de la felicidad o la infelicidad. Esa transformación también se realiza en los cursos y está pautado cómo hacerla en el libro, que sería lo mismo que hacerlo por correspondencia.
– “Profesión: ser feliz”…¿Por qué no nos queremos graduar de felicidad?
– Sencillamente porque no nos lo proponemos. A la gente le cuesta entender que mi profesión sea realmente SER FELIZ. Además, no creemos que se pueda aprender a ser feliz, y de hecho, si únicamente nos enfocamos a nuestra mente consciente, como acostumbra a realizarse con los seminarios y cursos de formación, no lo conseguiremos nunca. Hemos de cambiar de dimensión y trabajar en el nivel de nuestra mente subconsciente. 
En el momento en que vemos los cambios en las personas que tenemos alrededor, pasando a vivir más felices y equilibrados, comenzaremos a tomar conciencia de que sí podemos graduarnos en felicidad, y querremos hacerlo.
– ¿Es verdad que hay países más felices que otros?
– Por supuesto. La riqueza material no está asociada al nivel de felicidad. Es nuestro nivel de conciencia lo que lo está. Los países en los que las personas presentan un mayor desarrollo espiritual, que no religioso, acostumbran a ser los países más felices.
– ¿Cuál fue la primera idea para escribir Un curso de felicidad?
– La idea que me movió a escribir este libro fue el ayudar a mis hijas, a mi familia y a mis amigos a llevar a cabo esa transformación interior que les permita ser más felices. Acostumbra a pasar que las personas más próximas son a las que más cuesta ayudar. Mi intención escribiendo este libro es que no me tengan que pedir ayuda, que puedan realizar esa transformación de forma autónoma, sin necesitarme a mí ni a nadie.
– ¿Es un libro dirigido a todo tipo de lectores?
– Efectivamente. Ni la edad, ni los estudios, ni el nivel cultural, social o económico son relevantes para poder leer el libro y aplicar los ejercicios. Todos tenemos la capacidad de ser felices si realmente lo deseamos y nos decidimos a llevar a cabo esa transformación.

Deja un comentario