Un pueblo japonés descontento con el nuevo relato de Murakami

EFE | Tokio.
El ayuntamiento del pueblo japonés de Nakatonbetsu ha enviado una carta al
famoso escritor Haruki Murakami en la que se queja porque considera que su
descripción de la localidad en su último relato, «Drive my car»,
«no se ajusta a la realidad».
La
protesta va concretamente dirigida a un pasaje en el que el protagonista de la
obra da por hecho que Nakatonbetsu, un pueblo de 1.900 habitantes en la isla
septentrional de Hokkaido, es un sitio en el que es «natural» que la
gente tire las colillas de los cigarrillos sin apagar por la ventanilla del
coche.

Deja un comentario