El escritor Pablo Di Marco publica un libro con las entrevistas de Un café en Buenos Aires


En noviembre de 2018 se publicó la entrevista número 100 de Un café en Buenos Aires, la habitual sección que el escritor Pablo Di Marco realiza para la revista Libros & Letras. Por allí han pasado desde los más consagrados escritores hasta los que apenas comienzan su carrera literaria e importantes libreros, editores y lectores de Latinoamérica.

Ahora, una selección de estas entrevistas hacen parte del libro Un café en Buenos Aires (Fondo Editorial UNAULA) en el que aparecen Pablo MontoyaIsaías PeñaLuz Mary Giraldo, Evelio RoseroAna María ShuaGustavo Álvarez Gardeazabal, Andrés Mauricio Muñoz, Daniel FerreiraAdriana Romano, Marco Tulio Aguilera Sergio Olguín, entre otros autores.

¿Cómo empezó esta aventura literaria? Hoy les compartimos la introducción del libro que hace el autor…

Entrando en el bar

Todo empezó en 2013, con un llamado de Jorge Con­suegra.
—Pablo, ¿te gustaría escribir reseñas para mi revista?
¿Escucho bien? ¿Jorge Consuegra me ofrece escribir en Libros&Letras?
—¿Cómo?
—Lo que escuchas. Me agradaría que escribieras re­señas de libros de escritores argentinos para mi revista. ¿Te interesa?
—Ehh… no, gracias.
—¿Por qué no?
—Porque soy un lector insoportable y no me gusta el noventa por ciento de lo que leo.
—¿Y cuál es el problema?
—Si escribo reseñas quisiera hacerlo con sinceridad, y no para que las editoriales me manden libros gratis.
—Serías libre de hacer lo que quieras.
—Lo sé. Pero si escribo esas reseñas como preten­do, me voy a ganar el odio de casi todos los escritores. Muchas gracias por pensar en mí, Jorge. Pero no soy la persona adecuada.
—Piénsalo bien, tal vez cambies de opinión.
Le agradecí, y por supuesto que lo pensé. A fin de cuentas, no todos los días me llama uno de los periodis­tas más queridos y respetados de Colombia para ofre­cerme trabajo. Me pasé varias horas preguntándome por qué, más allá de las razones que le di a Jorge, me había negado a aceptar su ofrecimiento. ¿Por incapacidad? ¿Por cobardía? ¿O por simple comodidad? Intuyo que por las tres, todas viejas compañeras de ruta.
Una semana después llamé a Jorge.
—Lo estuve pensando. Lo de las reseñas no me con­vence, pero le ofrezco un plan B.
—Ay, Pablo. Estos argentinos…, siempre tan vuelteros.
—Ojalá ese fuese nuestro mayor defecto —dije son­riendo.
—Cuéntame cuál es tu plan B.
—Hacer entrevistas. Entrevistar a escritores, a lecto­res, a libreros, a editores.
El silencio al otro lado de la línea me hizo pensar que a Jorge la idea no le despertaba el menor interés. Enton­ces me apuré en seguir hablando:
—No me refiero a las típicas entrevistas estructura­das y aburridas de siempre. Nada de ese gastado —puse voz chillona— “¿Y de quééé se trata su último librooo?”. Quiero hacer entrevistas que parezcan una charla de café, quiero preguntar sin vueltas, repreguntar, moles­tar. Quiero hablar de la parte de atrás del mundo del li­bro, quiero hablar de por qué hay tantas editoriales y tan pocos editores, quiero hablar de los concursos literarios arreglados, quiero hablar de lo que no se habla en voz alta, quiero…
Y de pronto tuve la sensación de que me había que­dado hablando solo, de que nadie me oía del otro lado de la línea.
—¿Está ahí, Jorge? ¿Me escucha?
—Claro que te escucho. Y dime, ¿has pensado un nombre, un título para estas entrevistas?
—Sí. Pero no estoy seguro de si el nombre que tengo en mente es bueno.
—¿Cuál es?
—Un café en Buenos Aires.
Otro silencio. Hasta que, al fin, Jorge dijo:
—Eres el nuevo integrante de la redacción de Libros&Letras. ¡Bienvenido!
Tres años y cincuenta entrevistas después me sentía un tanto disconforme con mi trabajo. Más allá de algu­nas excepciones, mis Cafés en Buenos Aires se parecían demasiado a esas entrevistas rígidas y formales que yo tanto criticaba. ¿Por qué no me animaba a despegar?
Rondando mayo de 2016, buscaba el modo amable de abandonar mi espacio en Libros&Letras cuando me lle­gó la peor noticia: tras varios años de lucha, Jorge había perdido su batalla contra la leucemia. A decir de Brecht, acababa de morir no solo uno de los mejores, sino tam­bién un imprescindible. Recuerdo bien esa noche, era 20 de mayo, el día de mi cumpleaños.
A los pocos días me llamó Ileana Bolívar, que ha­cía años trabajaba junto a Jorge en la dirección de Libros&Letras. Estaba a segundos de decirle que mi ci­clo en la Revista había terminado, cuando Ileana se me adelantó:
—No podemos ni debemos flaquear, Pablo. Jorge hu­biese querido que Libros&Letras siguiera adelante, y eso mismo haremos. Y por supuesto que contamos con tus Cafés en Buenos Aires.
Para mi sorpresa le dije que sí. E interpreté aquel momento de quiebre como una segunda oportunidad. Tres años atrás yo le había prometido a Jorge hablar de lo que no se suele hablar, preguntar, repreguntar y mo­lestar. Bien, entonces eso haría. ¿Era tarde? Sí, tal vez lo era. Pero igual valía la pena el intento, Jorge merecía el intento.
Algunos meses después llegaron las primeras buenas señales: dos entrevistados se negaron a responder al­gunas preguntas “inconvenientes”, y poco después, una escritora, incómoda ante mi cuestionario, rechazó ser entrevistada. Y por otro lado diferentes medios comen­zaban a reproducir las entrevistas, y algunos escritores, incluso, llegaron a adjuntar su Café en Buenos Aires a sus más recientes publicaciones. Entre aceptaciones y rechazos, las entrevistas —al fin— lograban acercarse a aquellas conversaciones de café a las que aspiraba.
Hasta que un día llegó la propuesta del Fondo Edito­rial UNAULA de compilar algunas de las entrevistas en un libro, y entonces comprendí que, tras altas y bajas, el camino recorrido había cobrado sentido.
Este libro es fruto de la confianza y el apoyo de Jairo Osorio, Gustavo Álvarez Gardeazábal y el Fondo Edi­torial UNAULA. Mi agradecimiento a ellos. También a cada uno de los escritores entrevistados, que tan ama­blemente compartieron su tiempo conmigo. A la que­rida Ileana Bolívar. Y, por supuesto, al siempre presente Jorge Consuegra, por haber confiado en este argentino vueltero.
Pablo Di Marco

*Texto del libro Un café en Buenos Aires. Conversaciones con escritores, lectores y libreros. Cortesía Ediciones UNAULA. 271 páginas.


Pablo Di Marco [1972] es autor de las novelas Las horas derramadas, Tríptico del desamparo (ganadora en Colombia de la XIII Bienal Internacional de Novela “José Eustasio Rivera”) y Espiral. Compilador de Relatos para una Antología Rota / Selección de cuento latinoamericano.


No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.