Shopping Cart

Loading

Your cart is empty

Keep Shopping

Search Results

so far empty...

Loading

La destacada escritora mexicana Margo Glantz es una de las invitadas a la FILBo 2019

  • 4 Minutes
  • 0 Comments
La destacada escritora mexicana Margo Glantz es una de las invitadas a la FILBo 2019
By Libros y Letras 26 de marzo de 2019
  • Views: 74

Margo Glantz, escritora y académica
mexicana de 89 años, es una de las figuras centrales de la literatura
latinoamericana. La multipremiada autora participará en la edición 32 de
la Feria Internacional del Libro de Bogotá.



Desde niña, la
escritora
Margo Glantz (1930, Ciudad
de México) tuvo clara su vocación: sería escritora, sí o sí. Su padre, un judío
nacido en Ucrania, era poeta y en su biblioteca encontraba libros escritos en
español, ruso y yiddish. La literatura fue un llamado que no podía ni quería
eludir. Un destino que fue abrazando, primero, como ensayista e investigadora,
y después como narradora de alrededor de una veintena de libros, entre cuentos
y novelas.
Pero hablar de Margo Glantz desde el encasillamiento
de los géneros literarios es un error. O por lo menos una ligereza. La obra de
la mexicana es la prueba de que las convenciones se hicieron para romperse y
que la frontera entre una cosa y otra (entre el cuento y la novela, la novela y
el ensayo, la poesía y el cuento, etc.) no es sólida sino porosa.

Una
escritora juguetona en la FILBo 2019


Margo Glantz se destaca
dentro del panorama de la literatura latinoamericana. Su producción artística
ha recibido elogios de la crítica y laureles literarios y académicos.
Entre sus
principales reconocimientos se encuentran los premios Magda Donato, Xavier
Villaurrutia, Sor Juana Inés de la Cruz y FIL de Literatura en Lenguas
Romances; las becas Fundación Rockefeller y Guggenheim; doctorados honoris
causa de varias universidades mexicanas; miembro de la Academia Mexicana de la
Lengua desde 1996; finalista de diferentes certámenes literarios y propuesta a
reconocimientos tan importantes como el Premio Miguel de Cervantes.
Más allá de este
torrente de galardones, su obra se ha instalado en la periferia de las convenciones. Desde Las mil y una calorías, una novela dietética,
su primer libro, hasta su más reciente publicación, Y por mirarlo todo,
nada veía
, sus esfuerzos creadores se han centrado en destruir cualquier
canon preestablecido. De esa voluntad juguetona viene a hablar justamente
durante la FILBo 2019.

Margo Glantz en la FILBo 2019


Hará parte del conversatorio “Escribir es jugar”, junto
al autor mexicano Mario Bellatínel 1 de mayo, a las 3:00 p.m. en el
Gran Salón Ecopetrol – Sala FILBo E del recinto ferial En esta charla,
Glantz y Bellatín hablarán de la forma en la que han ido componiendo sus obras,
más allá de cualquier esquema tradicional.
Además, la
autora mexicana estará conversando en la librería Fondo de Cultura Económica (calle
11 # 5-60) con Margarita Valencia acerca de la saturación de información que
viven las sociedades contemporáneas y que impide entender realmente las
implicaciones de aquello que leemos, escuchamos y vemos. Justamente de esa
sobreoferta mediática trata el más reciente libro de Glantz, Y por
mirarlo todo, nada veía
. Esta charla será el jueves, 2 de mayo a las 6:00
p.m.

Fragmentos
de algunas de sus obras


“Cuando era
estudiante en París, comíamos en un enorme restorán universitario. Consignas de
orden y prohibiciones de todo tipo se leían en la puerta de entrada. Recuerdo
una en especial: no entrar con sombrero en el recinto. Si alguien osaba violar
esa norma, los estudiantes, sentados en largas y toscas mesas, golpeaban con
los cubiertos sus escudillas”, fragmento de Por breve herida.
“El tiempo
avanza de manera vertiginosa a medida que envejezco. Resultado: una
irremediable y profunda melancolía…”, fragmento de Coronada de
moscas.
“Me acuerdo que,
con las nuevas tecnologías, estoy como en la novela de Gorki: el hijo se vuelve
más sabio que la madre y se vuelve la madre de su madre”, fragmento Yo
también me acuerdo.
“Siempre se ha
tenido nostalgia del paraíso perdido. Siempre se ha achacado la culpa de esa
pérdida a Eva, cuya violenta carnalidad y deseo de transgresión violaron la
pureza del Edén, tentando a Adán. Jesús y María fueron los redentores”, fragmento
de 
Un paraíso occidental: el huerto cerrado de la virginidad, ensayo
incluido en Ensayos sobre literatura colonial, obras reunidas I.


Notas relacionadas: