Shopping Cart

Loading

Your cart is empty

Keep Shopping

Search Results

so far empty...

Loading

“Con amor hasta morirse es bueno”

  • 3 Minutes
  • 0 Comments
“Con amor hasta morirse es bueno”
By Libros y Letras 20 de abril de 2014
  • Views: 10

Por: Helena Manrique. “Con amor hasta
morirse es bueno”. Gabriel José de la Concordia García
Márquez, el hijo de Luisa Santiaga y Gabriel Eligio, le dijo adiós al realismo
mágico aquí en la tierra. Aracataca (Magdalena) Colombia marzo 6 1927; Ciudad
de México (México) abril 17 2014. Premio Nobel de Literatura 1982, era el
escritor vivo en lengua castellana más importante del mundo. No sólo Colombia,
México, país que lo acogió hace cincuenta años, sino el mundo literario en
todos los idiomas, lamentan su partida a los 87 años. Cien años de soledad,
El otoño del patriarca, El general en su laberinto, La hojarasca, La increíble
y triste historia de la cándida Eréndira y su abuela desalmada, Los funerales
de la mamá grande, Cuando era feliz e indocumentado, Doce cuentos peregrinos,
Memoria de mis putas tristes, Del amor y otros demonios, Crónica de una muerte
anunciada, Noticia de un secuestro, Vivir para contarlo, El olor de la guayaba,
En este pueblo no hay ladrones, Ojos de perro azul, El coronel no tiene quien
le escriba, La mala yerba, Diatriba de amor contra un hombre sentado:
“Y
tú me ibas enseñando el mundo con una dulzura que sólo parecía posible por
amor, aunque ahora sé que no era más que vanidad. Y en música, ni hablar: me
sacaste cruda de los acordeones vallenatos, de los merengues de Santo Domingo,
de las plenas de Puerto Rico que tronaban en las noches de la marisma, y me
diste a probar el veneno de Bach, de Beethoven, de Brahms, de Bartok, y claro,
de los Beatles, las cinco bes con las cuales ya no pude seguir viviendo. Me
hiciste entender lo que dijo Debussy, que lo más difícil de tocar el piano es
hacer olvidar que tiene martillos. O lo que dijo Stravinski, que Vivaldi
compuso el mismo concierto quinientas veces”. Gabo: con las veintiocho
letras del alfabeto castellano, inspirado en Macondo, recreó un realismo
mágico-poético- universal, desde Colombia, para trascender a los confines más
lejanos de la tierra. Guionista, periodista, editor, escritor, cronista,
reportero, pero ante todo un poeta en prosa y en verso: “Si alguien llama
a tu puerta y todavía/ te sobra tiempo para ser hermosa/ y cabe todo abril en
una rosa/ y por la rosa se desangra el día”. Gabo no se irá nunca,
escribió para que sus amigos lo quisieran, estará en las rosas amarillas, en
las mariposas de Mauricio Babilona, en la sensualidad de Remedios la bella, en
la ingenuidad de Amaranta guitarra, en el pelotón de fusilamiento y en la aldea
macondiana universal, que tanta gloria le dio a este ilustre hijo de Aracataca.