Shopping Cart

Loading

Your cart is empty

Keep Shopping

Search Results

so far empty...

Loading

En un punto de la tierra. Sagunto

  • 6 Minutes
  • 0 Comments
En un punto de la tierra. Sagunto
By Libros y Letras 3 de junio de 2013
  • Views: 9
Por: Eugenia Castaño, corresponsal L y L en España. Ubicado en la provincia de Valencia en España, una ciudad que por casualidad y por destino debí conocer y ahora vivir y ser parte de ella. Desde cuando estudiaba y leía en mis preciosas clases de Lingüística y Literatura las épicas de la Iliada y la Odisea y tantos clásicos que nos hacen pensar que son hechos que ocurrieron hace mucho tiempo y hacen parte de la historia , la fantasía, el mito, la leyenda o la realidad, historia que era tan lejana y apasionante y ahora saber que está tan cerca es fascinante. 
Leyendo Sonica la Cortesana de Blasco Ibáñez, el espectacular escritor valenciano me sorprendo de la riqueza histórica de Sagunto y que es tan importante por todos los acontecimientos que ocurrieron en ella, a través de la novela del escritor valenciano, quien muestra la resistencia de Sagunto. Arse nombre inicial cuando era ibero-edetana, los Iberos quienes se disputaban la fidelidad a Cartago mientras que los griegos eran fieles a Roma, luego el nombre derivó a Saguntum como ciudad hispano-romana y como le conocemos con el nombre actual Sagunto. Sentir y conocer más de cerca al personaje Aníbal quien luchó tantos años en contra de los romanos en la segunda guerra púnica siguiendo la voluntad de su padre Amilcar quien murió luchando contra los oretanos. Lo importante que ha sido esta ciudad en el proceso del comercio desde los fenicios, ya que se convirtió en una de las entradas principales de transportes del mediterráneo. 
En historia más reciente visitando la glorieta de Sagunto, se encuentra la Sociedad de Cazadores, una casa de dos plantas donde nació y en frente de ella está el monumento a Joaquín Rodrigo, compositor de varias composiciones musicales que perduran en el tiempo tan bellas y universales como el concierto de Aranjuez, la cual es interpretada en los mejores auditorios del mundo entero, pensar en que estoy compartiendo la misma geografía, quizá caminando por los mismos sitios donde el compositor se inspiraba. Es emocionante tomar un café en la sociedad, o leer la prensa y simplemente pensar en el ayer, en el aquí y ahora de este lugar. 
Es una ciudad que a menos que se conozca más a fondo la historia, no es uno de los primeros destinos para conocer a la hora de viajar de vacaciones, las primeras inclinaciones son Madrid, Paris, Roma, y otras ciudades, pero muchas veces la vida nos da giros inesperados y cuando menos lo piensas te encuentras en un rincón del mundo que jamás hubieras pensado en visitar, menos aún en vivir y departir con otras personas, de otros sentimientos, otras mentalidades, un lugar con otros olores y sabores, que ya por fuerza de integrarte, se te convierten en propios poco a poco conquistando tus sentidos y cautivando tu alma; te tropiezas con toda una joya, más cuando debes vivir en ese punto de la tierra, aprendes a conocerlo, quererlo, a encontrar sus grandezas dormidas o poco difundidas y que es dueño de verdaderos tesoros. 
Puedes encontrarte desde las ruinas que indican los hechos históricos tan trascendentales, paseando por su castillo en una colina elevada de Sagunto que le da su toque particular, ya sea como mirador al estar allí, o como un bello paisaje nocturno acompañado de la famosa luna valenciana; o en la misma ciudad en la planta baja de un edificio moderno, en su base con las ruinas de las autopistas de los romanos, o el interesante barrio judío; cuando caminas por sus bosques con aroma a romero, pino, tomillo, aceitunas y nueces, de golpe te encuentras con una graciosa ardilla o un conejo y atraviesas huertos de naranjos, con su perfume a azahar, o te deleitas con las parras con collares de uvas verdes y negras que endulzan el paladar y brindan los sabores propios de una región de vinos y paellas. 
Así es como adentrándose por esos bosques llegas a una casa abandonada llamada la casa de Romeu, un guerrillero famoso, José Romeu y Parras quien lideró grupos que iban en contra de Napoleón cuando los españoles del común estaban cansados de los abusos de los franceses y se tomaron las armas por su cuenta, ya que el gobierno, las altas jerarquías religiosas y el poder vigente transigían en un principio con Napoleón y los ciudadanos se rebelaron con una desobediencia civil. Al observar esa casa abandonada en el bosque que puede ser parte del mito que se formó de estos hechos históricos pero que al pasar de cerca nos traslada a acontecimientos históricos tan importantes y luego caminando por las montañas de Sagunto divisas la Sierra de la Calderona y te enteras de una historia de amor que es leyenda de la zona, entre María Calderón la amante del rey Felipe IV y un aristócrata que la incentivó a la fuga, convirtiéndose así en bandoleros, la llevó a vivir con él en el monte después de que el rey la obligara a irse a un convento cuando ésta le resultara incómoda. 
En conclusión en este punto de la tierra que parece pequeño, se han propiciado hechos y personajes de una envergadura impresionante y apasionante. Que bellos tesoros esconde cada lugar de nuestro planeta. Hoy es Sagunto, donde todo huele bien en sus campos, de ahí la delicia de los sabores en sus platos; Sagunto con su población donde hay múltiples culturas que viven juntas y se respira un poco de cada parte del mundo a través de las miradas de sus gentes, Sagunto alegre con el paso de sus bandas, celebraciones de las fallas, los desfiles con sus bellas falleras, donde participan mujeres de todas las edades, celebraciones religiosas tradicionales en las que participan activamente las personas del pueblo, luces, música y fuegos de color que convierten en un escenario sus calles con su cultura vibrante.