Shopping Cart

Loading

Your cart is empty

Keep Shopping

Search Results

so far empty...

Loading

Jorge Consuegra creyó en ese joven librero

  • 2 Minutes
  • 0 Comments
Jorge Consuegra creyó en ese joven librero
By Libros y Letras 25 de noviembre de 2022
  • Views: 142

Por: Álvaro Castillo Granada (Librero, escritor y editor).


“Ya no tengo muy claro cuándo fue que conocí a Jorge Consuegra. Debió ser al poco tiempo de haber comenzado a trabajar en ‘Enviado especial libros’, cuando Jorge se desempeñaba como el encargado de prensa y de divulgación de la Editorial Planeta. Desde entonces fue una persona muy gentil conmigo, una persona que me recomendaba libros y con la cual conversábamos de libros de vez en cuando. Recuerdo, especialmente, que el primer libro de José Saramago que tuve y que leí fue la edición colombiana de El evangelio según Jesucristo, publicado con Seix Barral. Él me lo mandó y lo conservo con una dedicatoria suya. De una u otra manera, le debo la primera lectura de José Saramago a Jorge Consuegra, él me lo recomendó.


Álvaro Castillo Granada. Foto de Libros y Letras
Álvaro Castillo Granada. Foto de Libros y Letras

También conversábamos cuando tuvo un programa de radio al cual fui invitado algunas veces. Siempre fue una persona muy gentil y generosa con el conocimiento; una persona que le gustaba hablar y compartir sobre libros con mucho entusiasmo. 

Su revista, que recibía con frecuencia, la leía con curiosidad y avidez. En la revista Libros & Letras, que tantas alegrías nos ha dado con su premio, su divulgación sobre música y literatura, y en las que he publicado varias veces, siempre me sentí estimulado por él y eso es, tal vez, lo más importante. Creyó en ese joven que fui y al que conoció a comienzos de los años 90, cuando empezaba en su oficio de librero, en este largo camino en el mundo de las letras en el que ya voy a completar 34 años. Muchos de los cuales estuvieron acompañados en silencio y de viva voz por Jorge Consuegra a quien no olvidamos, tanto recordamos y a quien tanto le debemos. Siempre dispuesto a dar la mano”.