Shopping Cart

Loading

Your cart is empty

Keep Shopping

Search Results

so far empty...

Loading

Reseña. El ansia por la carne en Cadáver exquisito

  • 4 Minutes
  • 0 Comments
Reseña. El ansia por la carne en Cadáver exquisito
By Libros y Letras 16 de enero de 2021
  • Views: 45


Cadáver exquisito de la escritora argentina Agustina
Bazterrica
fue la ganadora por unanimidad a finales de 2017 del Premio Clarín
de Novela. Ahora forma parte de la reciente colección Mapa de Lenguas 2020 de
la editorial Penguin Random House. 


Por: Pablo Concha*


Esta brutal distopía narra la historia de la
súbita aparición de un virus que ataca a los animales y cambia el mundo para
siempre. Todos los animales (desde los salvajes hasta las mascotas) deben ser
sacrificados y su carne no puede volver a consumirse nunca más. La solución a
la falta de carne para el consumo humano es simple: se legalizan la cría,
reproducción, matanza y procesamiento de carne humana. El canibalismo es ley.

Este libro trata de responder a una pregunta a la vez que se
la plantea al lector –es imposible no considerarla o ponderar la cuestión
mientras se avanza por sus páginas, con una mueca de asco la mayor parte del
tiempo– : ¿se podría vivir sin comer carne animal?, si la carne animal se
terminara o fuera prohibida, ¿qué haríamos? ¿Cómo se podría reemplazar? ¿La
carne humana vendría a ser la única opción? ¿En realidad llegaríamos tan lejos?
¿Tú, lector, serías capaz de llegar tan lejos?

La escritura es fría la mayor parte del tiempo, cortante y
en ocasiones despiadada, como los cuchillos que rebanan a los humanos de este
mundo apocalíptico. El desagrado del protagonista, Marcos Tejo, es el que
sentiría la gran mayoría, además de la repulsión, la rabia, el desasosiego y la
nostalgia. Lo duro de esta novela es que el relato es demasiado real y probable;
por eso impacta tanto. Los humanos somos animales que caminamos, hablamos y
pensamos. Los animales tenemos que alimentarnos. Y los humanos somos los
animales más despiadados que han existido en la historia, pues exterminamos a
las demás especies y el medio en el que viven. Que empecemos a devorarnos a
nosotros mismos, a comernos a los más pobres y débiles, no debería sorprender a
nadie. Sin forzar mucho la imaginación, es lo que probablemente acabaría
sucediendo de presentarse el escenario que plantea la novela.

El ansia por la carne es peligrosa”.

Marcos, el narrador protagonista, se muestra horrorizado por
el mundo en el que tiene que vivir, por la facilidad con la que todos acataron
la nueva normalidad, las nuevas reglas y con un desprecio hacia la sociedad que
no logra encauzar ni reprimir. Ese horror lo compartimos y el lector podría
llegar a pensar que sentiría lo mismo, de encontrarse en esa situación. Es un
mundo asqueroso, sin piedad, vacío, al parecer ya sin rastros de humanidad.
Cualquier parecido con nuestro mundo es pura coincidencia. Aparte del horror,
hay una tristeza enorme en Cadáver exquisito. Tristeza por vivir en un mundo
sin animales, casi desierto y pretender que nunca existieron, que no hacen
falta, que su presencia no mitigaba la soledad y alegraba la vida. Los
recuerdos y la nostalgia hieren de una forma brutal al protagonista, un dolor
que el texto nos hace sentir.


“Aparte del horror, hay una tristeza enorme en Cadáver exquisito. Tristeza por vivir en un mundo sin animales, casi desierto y pretender que nunca existieron, que no hacen falta, que su presencia no mitigaba la soledad y alegraba la vida.”

Cadáver exquisito es un libro que de alguna manera dialoga
con la galardonada obra de Cormac McCarthy La carretera, en la cual se describe
un escenario post apocalíptico de una índole diversa y en donde el canibalismo
hace también una breve y perturbadora aparición. La carretera fue la ganadora
en 2007 del Pulitzer de ficción y es considerada como un punto alto en una trayectoria
repleta ya de obras icónicas. La autora argentina va por ese camino, ya que
Cadáver exquisito es difícil de olvidar y sin duda ha significado un logro
notable en su carrera. Esto no es todo: la novela tiene reservado un final
sorpresivo y algo desconcertante, aunque quizás bastante lógico si se analiza
un poco, dejando abierta una posibilidad –que falta ver si se materializa algún
día– para más historias en ese mundo distópico que, aunque asqueroso, algún día
podría ser el nuestro. Esperemos que no.


 

 *Pablo Concha es un escritor colombiano, autor de los libros
de cuentos Otra Luz y La piel de las pesadillas y colaborador literario en
Libros & Letras y otros medios culturales.