Search Results

so far empty...

Loading

Pichón de diablo. Una lectura oportuna en tiempos de politiqueros al rojo vivo

  • 5 Minutes
  • 0 Comments
Pichón de diablo. Una lectura oportuna en tiempos de politiqueros al rojo vivo
By Libros y Letras 19 de mayo de 2022
  • Views: 20
Pichón de Diablo de David Eufrasio Guzmán

Una lectura oportuna en tiempos en que los politiqueros y el nepotismo están al rojo vivo, en especial, en año de elecciones. Pichón de diablo ofrece una radiografía de la burocracia, sus vicios, deformaciones y aspiraciones, al tiempo que dilucida los intríngulis del sistema electoral, su maquinaria, sus favores. Una historia para repensar también qué tan libres son las decisiones del individuo contemporáneo en un mundo lleno de presiones sociales y prejuicios.

Por: Gloria Estrada*

Soledad y batallas, infructuosas a veces, otras, satisfactorias, hacen parte del individuo contemporáneo, lo marcan. La lucha por ser o tratar de ser se libra día a día, sin pausa, y en el escenario casi siempre estamos solos, aun rodeados de mucha gente. Estos elementos signan al personaje principal de la novela Pichón de diablo (Editorial Eafit, 2021), del escritor antioqueño David Eufrasio Guzmán. El protagonista, Mauricio Castañeda, en su anhelo por hacerse actor, se ve obligado a desviar una y otra vez sus caminos y en esa lucha se desata de unas cadenas y se ata a otras. Porque uno de los aspectos que se encuentran en el trasfondo de esta novela es la posibilidad, siempre latente, tantas veces manifiesta, de la autozancadilla, de morderse la cola, de entorpecerse uno mismo una búsqueda.

Castañeda, a quien en el transcurso de la historia conocemos con los apelativos de Mauro, Pichón y Artista, es víctima, como todos nosotros, de un sistema que privilegia a los llamados triunfadores, esos que van por el mundo con la cabeza en alto, los bolsillos llenos de dinero, una profesión, un auto, aunque en la guantera, en los sótanos de sus casas fermenten una profunda decepción por sí mismos, por no haber hecho nunca lo que quisieron sino lo que otros esperaron de ellos. Por eso, cuando inicia la novela, Mauro ya lleva sobre sí una carga: un crédito universitario por pagar, por haberse metido a una universidad privada lejos de su alcance. El prestamista promete chupar todos sus sueños en incómodas cuotas mensuales con sus respectivos intereses. Casi una condena. El aplazamiento de la vida deseada es inevitable, se ve obligado a aceptar un cargo público por palanca, gracias a que es miembro, por más que le repugne, de una familia con historial político.

Pichón de Diablo de David Eufrasio Guzmán

 

Es una rareza en nuestra literatura encontrar una novela con referencia a ese mundillo del empleado público, el nepotismo, la mediocridad de las oficinas, la carrera administrativa, los encuentros y desencuentros amorosos…

En esta primera novela de David Eufrasio, autor también de la colección de cuentos Piel de conejo (Editorial Eafit, 2019), el escritor se la juega por un perdedor que a veces gana, un sujeto que cae en las garras de la burocracia y el clientelismo y tendrá que lidiar contra el mundo, contra la familia, contra sí mismo. En esas luchas hay soledad, que no equivale a la ausencia de compañía, a Mauro lo acompañan, a su manera, amigos, parientes y uno que otro amor. Y lo acoge, incluso en su caos y salvajismo, la Medellín de comienzos de este siglo: una ciudad que parecía reverdecer e ilusionarse, con alternativas en el poder, pero también la ciudad de los pactos con los combos y la operación Orión en la Comuna 13. En ese hervidero, y en especial en su centro, se cocina este Pichón de diablo, una novela hecha con humor, picaresca y poesía, un platillo en el que se conjugan las tragedias individuales con las de un sistema político corrupto en el que la democracia es apenas una puesta en escena para la conquista de votos y para llegar, como dice el narrador, a vivir de la teta del Estado.

Es una rareza en nuestra literatura encontrar una novela con referencia a ese mundillo del empleado público, el nepotismo, la mediocridad de las oficinas, la carrera administrativa, los encuentros y desencuentros amorosos, las relaciones de poder, los funcionarios que “siempre hemos hecho las cosas así” y los que procuran cambiarlas. Su autor arriesga y se lanza, y logra una narración poderosa que navega con éxito entre las debilidades y pasiones individuales y las condenas colectivas establecidas por la sociedad misma; y que ofrece además un par de entreactos que dan cuenta de un escritor creativo y que se reta a sí mismo, en los que experimenta con el tiempo y profundiza en el alma humana. Hay que decir también, y no a manera de advertencia, que en este libro hay sexo, drogas, licor, cuchilladas y pelea, una vida en la cuerda floja.

Pichón podrá ser ave, o podrá ser otra especie, o no ser nada. La selección natural hará lo suyo. En cualquier caso, un pichón es, ante todo, una promesa; ya encontrará el lector cómo será y a dónde lo llevará la transformación del Artista.

  



_______________________________________________
GLORIA CECILIA ESTRADA SOTO

Sobre la autora: *GLORIA CECILIA ESTRADA SOTO.

(Medellín, 1976).  Editora y correctora. Comunicadora social-periodista de la Universidad de Antioquia. Becaria del programa de periodismo de A Folha de Sao Paulo en 2002.  Escribe desde Medellín